fbpx
(222) 227 3397
inscripciones@cursolexia.com

¿NO ES TU PRIMER INTENTO EN EL ENARM?

Es importante que sepas que existe la posibilidad de que no apruebes el primer intento en el ENARM. Creías que habías estudiado lo suficiente, te sientes frustrado, y sientes que fallaste….

Tengo que decirte que esa sensación es completamente normal. Sin embargo, debes ser consciente de que tendrás que esforzarte una o dos veces más para lograr tu objetivo que es pasar el Examen Nacional de Residencias Médicas.

 

APROVECHA ESTA NUEVA OPORTUNIDAD, CAMBIA LA ESTRATEGIA

Deberás poner en acción tu plan B para que el próximo intento el ENARM, sea exitoso. Deberás pensar en qué fue lo que te falto estudiar y reforzar. Piensa: ¿Qué temas vinieron te presentaron más en el examen? Y así, hacer una lista de los temas en los que te sentiste confundido o que no habías estudiado.

Si en este intento en el ENARM no optaste por un curso de preparación, te recomendamos pensarlo ahora 2 veces. Muchos de ellos te brindan herramientas muy dinámicas y fáciles de utilizar las cuales te acompañarán hasta el último día antes del ENARM además de brindarte clases con especialistas que estarán dispuestos a responder cualquier pregunta que surja.

Tendrás que identificar cuáles fueron tus debilidades. Si fue el estrés, los nervios, la falta de estudio, la concentración o el interés, te recomendamos diferentes técnicas de meditación como el Yoga o salir a caminar cada cierto tiempo.

También te compartimos algunos consejos que podrías implementar para tu proceso de retención al estudiar.

  1. El ambiente de estudio. Tendrás que tener un lugar adecuado donde te sientas cómodo para estudiar en el momento que tú lo decidas, sin distracción y con lo necesario para concentrarte.
  2. Tiempo de estudio más corto: Deberás de cronometrar tu tiempo de estudio, dando espacios para descansar y no saturarte demasiado.
  3. Haz tus propios resúmenes: Esta técnica es de mucha ayuda porque podrás tener piezas claves para recordar conceptos de una manera más sencilla.
  4. Conocimiento del problema: Si sabes que lo tuyo no es la lectura, las imágenes o algún otro tipo de ayuda visual te dejará las cosas más claras. También deberás identificar cuál es tu manera de aprender. Si eres visual deberás hacer diagramas o mapas mentales; si eres auditivo, procura poner música relajante o ambiental mientras estudias.

Recuerda no tener ningún tipo de distracción a la mano. Este intento en el ENARM, será el bueno. ¡Éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *