fbpx
(222) 227 3397
inscripciones@cursolexia.com

¿QUÉ TE FALTÓ PARA APROBAR EL ENARM?

Sabemos que el esfuerzo que hiciste para aprobar el ENARM ha sido uno de los más grandes de tu vida profesional. Sabemos que te desvelaste y dejaste pasar unas cuantas reuniones sólo por estudiar.

Sabemos que presentaste el ENARM y no cumpliste el puntaje para la especialidad que solicitaste, pero tengo que decirte algo: También sabemos que no es el fin del mundo y que lo puedes volver a intentar.

¿Estás sorprendido? ¿Qué fue en realidad lo que ocurrió? Tal vez tus habilidades de estudio, lectura y retención de conocimientos no fue el suficiente… En este artículo queremos compartirte las principales habilidades que deberás mejorar para que tu historia no se vuelva a repetir.

 

¡CAMBIA EL CHIP! MEJORA TUS HABILIDADES DE APRENDIZAJE

AL MOMENTO DE ESTUDIAR, ELIGE EL LUGAR INDICADO

¡Crea un ambiente relajado! El lugar donde decidas estudiar deberá ser luminoso y con buena ventilación. Si quieres escuchar música, que esta sea relajante o ambiental para que no cause distracciones además de desconectarte de cualquier distracción (tu móvil, la TV, Facebook Twitter, etc).

En ese lugar deberás sentirte muy cómodo ya que, si quieres aprobar el ENARM, necesitarás estudiar por lo menos dos horas diarias, incluyendo sábados y domingos.

 

CREA UN CRONOGRAMA DE ESTUDIO

¡Organízate! Utiliza tu agenda electrónica, cómprate una agenda o crea un organizador en tu pared que te permita anotar todos tus compromisos y temas que desees estudiar. En estas agendas, sin excusas, deberás acomodar las dos o tres horas que le dedicaras a la preparación de tu examen; esto impedirá que dejes las cosas para después.

Esta habilidad no solo te servirá para aprobar el ENARM, sino que te acompañará a lo largo de tus actividades profesionales y personales ya que obligará a realizar tus deberes en tiempo.

 

ESTABLECER METAS Y OBJETIVOS

A la hora de iniciar tu plan de estudios, traza tus  metas y objetivos claros y reales; esto te ayudará a dividir los temas que estudiarás cada día. Marca con una palomita los temas que ya estudiaste y con una X lo que necesitas volver a repasar.

Esto te permitirá conocer tu avance y te sentirás más motivado y organizado.

COMPRESIÓN DE LOS TEMAS DE ESTUDIO

Esta habilidad es la más difícil de todas ya que requiere práctica diaria.  Te sugerimos que, una vez que termines de realizar la lectura del texto estudiado, trata de explicártelo a ti mismo o repite lo que acabas de leer.

 

Es muy importante que realices resúmenes de los temas que estudiaste sin volver a mirar las lecturas. Deberás escribir sólo lo que comprendiste y recordaste de las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *